Archive for 27 abril 2009

Cuando me desperté, las palabras todavía seguían allí

abril 27, 2009

Birlanga decía, el problema al despertarse no es qué hice anoche, sino, qué estoy haciendo ahora. Y es así, efectívamente. Despertarse es entrar en las palabras, mientras que uno cuando duerme o cuando sale de fiesta está entregado a una creación del mundo impulsiva o está excitado por la música. Por la mañana, sin embargo, uno tiene que entrar en la palabra. La sensación es parecida a esas rampas planas que hay en los aeropuertos que desplazan a uno más rápido por los pasillos, cuando llega al final tiene que volver a ese paso tan lento de las piernas.

pulsión, palabra y afterhours

abril 27, 2009

Siempre me refiero al hombre que vive la pulsión como aquel con una mirada perdida que se cruza con la nuestra en mitad de una discoteca sin que medie palabra alguna. Pues bien, nunca he entendido muy bien por qué esa mirada en la discoteca. (more…)

El futbol, las ideas y el esclavo

abril 25, 2009

Nunca he sabido dar toquecitos con la pelota. Ahora sé como se hace. Uno tiene que tener una idea y con ella somete al balón. Se le hace hacer exáctamente lo que antes en tu idea ocurría. Haces al mundo representar los esquemas mentales que tienes. Hay una culpa en todo esto. Sin embargo, esto no es posible siempre. Para poder imponer una idea al mundo, no se puede ser un esclavo. El amo y el esclavo. No he leido a Hegel, pero seguro que se dio cuenta: El esclavo no puede hacer el mundo a semejanza de una idea. El amo arrebata al esclavo la capacidad de imponer ideas. El esclavo es justamente eso, al que le son impuestas las ideas sin el tener derecho a hacerlo. El jugador de futbol no puede ser un esclavo: tiene que dominar a la pelota. Y cuando uno no puede dominar el mundo según ideas, entonces actua pulsionalmente. La pulsión es la única forma de estar en el mundo para el esclavo.

quiero poder (dicho con palabras)

abril 23, 2009

Me pregunta un amigo, -¿tienes algún problema con ponerle nombre a las cosas?-. Me quedo un poco asombrado porque es cierto que hay a ciertas cosas a las que me cuesta un poco ponerles nombres; deseos, anhelos y cosas así. Con lo demás no tengo demasiado problema. Eso es, tengo problema con poner nombres a lo que quiero, pero, ¿no es eso confesar? (more…)

La retórica y la iniciación política

abril 22, 2009

En la conversación, utilizar la retórica pasa por aprender a pedir las cosas. Cuando se es un niño, se aprenden las fórmulas simples que consisten en decir -yo quiero eso-. Son confesiones y mandatos tiránicos que no pueden ser rebatidos y que solo admiten ser o no ser satisfechos. El adulto, sin embargo, debe aprender fórmulas en las que el otro pueda participar, de manera que el resultado dependa de una negociación. El aprendizaje de la retórica permite la salida de la tiranía por inclusión en un orden político.

Eyes Wide Shut o la decadencia del lenguaje representativo

abril 22, 2009

Ya lo he dicho, el lenguaje que intenta representar las cosas es una forma aburrida de hablar. Puede ser interesante en tanto que, por ejemplo, signifique que estás robando palabras a alguien que se deja robar. Una chica, por ejemplo, que sabe que no debería estar hablando y sin embargo, se permite la discreta travesura de escuchar de quien no debiera las palabras que dice. Pero en este caso, lo que se dice no importa por las cosas a las que refiere sino por el simple hecho de escuchar (daría lo mismo que estuviese recitando la Constitución). Los estados de cosas son lo más aburrido que hay (a no ser que te interesen esas cosas, en cuyo caso no atiendes al interlocutor sino a lo que cuenta), y así, cuando alguien pregunta, “¿Somos amigos o somos algo más?”, puedes irte preparando para el final. (more…)

Las prisas II

abril 20, 2009

Al reconocer que hay otros tan deseosos de ser impulsivos, uno pierde el ánimo de cumplir con su pulsión. Es suficiente con dejarles a ellos realizarla. Basta con que se exprese en alguien, da lo mismo quien sea.

Las prisas del desconfiado

abril 20, 2009

Uno puede pasarse toda la vida corriendo con prisas de aquí para allá. Nada más desafiante contra esto que aquel que dice, no tengo tiempo para prisas. Hay algo que se estrecha peligrosamente cuando uno tiene prisas y que sin embargo le permite conseguir lo que desea. Dejan de importar las cosas de los demás, uno puede no solo no atender sino más aún, despreciar las cosas de los demás para subordinar el mundo a los deseos de uno. En las prisas no hay nada más importante que lo que uno quiere. (more…)

Sobre la afección y su ocultamiento

abril 20, 2009

Ya ha dejado de sorprenderme lo capaz que soy de ocultar lo que me afecta, y no sólo me refiero a lo molesto sino lo que me agrada. Hace tiempo leí de pasada algo sobre los neuróticos que decía que prefieren gozar poco antes que gozar. Pués bien, hay una técnica muy interesante para evitar ser afectado por algo, o para ser más exacto, ser seducido por algo, se trata de la representación de estados de cosas, o, en otras palabras, de referir a las cosas. Una estrategia tan simple como esto, es decir, el simple nombrar, es capaz de librar a uno (a un precio) de lo que le afecta. (more…)

Significado y amor

abril 20, 2009

Uno cuando cree que está enamorado de otro o cuando alguien está enamorado de uno, ocurre algo con los significados: el enamorado acepta todo el sistema de referencias de su amante. Así, aceptaría llamar víctimas colaterales a los asesinados si así lo viera el amante, o aceptaría que la relación que el amante tiene con una tercera persona no es una relación amorosa si el amante se lo dice así. En el amor se acepta incondicionalmente el sistema de significación del otro. (more…)

El reto de la palabra

abril 19, 2009

Como dice E. Lynch en su ensayo, Dioniso dormido sobre un tigre, el reto de la palabra es la persuasión; pero no sólo para convencer al otro, sino también para aceptar las palabras del otro. Conocer, en relación a la palabra se convierte en un juego de persuasiones y dominios, y ya se sabe, lo que opera respecto a la seducción: entregarse es malo pero resistirse es peor. Si aceptamos la palabra como lugar común estos juegos de persuasión se convierten en la norma de la conducta. Las salidas de la conversación no valen; una retirada no es una victoria a tiempo sino un retroceso. Aquí si hay progreso y es el de jugar a las palabras; consiste en aceptar seguir lo que lo que estas nos mandan. (more…)

De la pulsión a la intersubjetividad: el problema de la belleza en el fútbol

abril 19, 2009

El problema más importante del fútbol es la cuestión de cómo construir un equipo, es decir, cómo hacer que sus jugadores prefieran pasarse la pelota antes que jugarla solos. (more…)

Mujer y trascendencia

abril 18, 2009

Si uno opta por el modelo musical del lenguaje que deja algo pulsional fuera del lenguaje, entonces, quizás haya que preocuparse más por la pulsión que por las palabras (more…)

Confesión y estados de cosas

abril 18, 2009

Me llega un mensaje en medio de la noche justo después de dejar un bar de camino ya hacia mi casa: -Sólo saber… somos solamente amigos?-. Esperaba poder contestar con alguna evasión, pero después opté por utilizar el lenguaje para decir lo que éramos. El problema es que decir lo que se es obliga a obviar que efectivamente es algo que se dice. Esto es, cuando ella y yo hablamos lo hacemos dentro de un esquema más o menos seductor, tratando de distraer al otro. Así hay giros y giros, metáforas, susticiones, giros temporales, etc. Todo introduce una pizca de malentendidos, de confusión, y así pasan los días. (more…)

¿Hay catarsis en la conferencia?

abril 18, 2009

La conferencia puede verse como un dispositivo parecido al teatro donde al conferenciante inviste con el poder de decir palabras que los oyentes no podrán negarse a escuchar. (more…)

La conferencia y la representación

abril 18, 2009

A menudo los conferenciantes hablan de cosas, informan sobre el estado de las cosas. Parece que sus palabras son como un mapa del tiempo informando sobre el clima de las distintas regiones. Pero incluso el mapa del tiempo es acompañado por alguien que nos lo cuenta en los propios informativos. Los que se atienden más que al estado de las cosas se olvidan de que están contando. Son personas que se han olvidado de que hablan. (more…)

La conferencia y la comunidad

abril 18, 2009

Hay conferenciantes más compulsivos y hay otros que parecen siempre mucho más conscientes de lo que dicen, como si siempre estuvieran guardándose algo para ellos. Conozco a algunos que siguen la primera estrategia: son los que se entusiasman y empiezan a hilar ideas una detrás de otras, un auténtico chupón del fútbol subido a la mesa de conferencias. Es la inspiración, son tocados y arrebatados comienzan una sucesión de figuras, de relaciones que termina por arrebatar al espectador. Esto sólo es agradable cuando hay talento, entonces, lo más agradable es dejarles hablar. (more…)

La redención de la pulsión

abril 18, 2009

Vuelvo de un partido de fútbol que me he pasado pensando por qué demonios la gente no para de disculparse de cada jugada que hace, -perdona, es que tal- , -perdona, es que cual-. Todo disculpas. Esto se puede entender si fueran errores, es decir, si uno quisiese hacer un pase complicado y el contrario le robara la pelota. Entonces, es más facil que alguien te diga, -perdona, es que quería hacer un pase algo complicado y me lo ha leido el otro-. Pero no se pide perdón por haber hecho algo mal, por un error, sino precisamente por lo contrario: se pide perdón por hacer lo que se ha hecho. Detrás de cada acción hay un perdón. ¿Cómo puede ser que nuestros futbolistas necesiten una redención por cada acción que toman? El juego de hombre es el juego más culpable de todos. ¿Cuál es la culpa en el terreno de juego? (more…)

El luchador: el goce de cumplir con el deseo del otro.

abril 12, 2009

Hay un luchador que pasa de la vida en el mundo porque le hace daño y sin embargo encuentra las peleas en el ring mucho más vivificantes. No sólo el dolor de los golpes no le baja los humos, sino que más aún, le hacen adicto. Los golpes suaves que se barren el mundo contidiano se convierten para el en reveses que no puede aguantar. (more…)

Obama modelo de Zara

abril 5, 2009

La figura que vemos estática en un lugar cualquiera no desea y por eso no le atribuimos maldad alguna. Andando por las calles uno se cruza con carteles publicitarios y en algunos, los de Zara por ejemplo, los modelos son modelos de belleza, pero ¿por qué? Porque no desean. Están quietos mirando, pero esa mirada no remite a algo que esté detrás, a algún deseo que esa figura pudiera tener. La mirada a menudo remite a algo que hay detrás, a intenciones y anhelos de quien mira. ¿Qué hay detrás de estás figuras? Es dificil aceptarlo, pero no hay nada. Lo peor de todo es que son bellas por esa ausencia de deseo. (more…)