Archive for 28 febrero 2009

Schopenhauer, give me a break!

febrero 28, 2009

En su libro, El mundo como voluntad y representación, Schopenhauer nos presenta la vida como una interminable persecución del deseo. No hay descanso: como burros perseguimos una zanahoria que nunca alcanzamos. Se suceden los objetos que queremos, pero el querer no acaba nunca. Schopenhauer nos remite a un momento en la que, sin embargo, encontramos un descanso: la experiencia estética. Cuando por ejemplo estamos viendo un cuadro, hay una tregua. Sea lo que sea lo que pasa por la cabeza, hay un descanso, un kit-kat. (more…)

Bibliografía

febrero 20, 2009

Un archivo .pdf con recomendaciones bibliográficas recogidas durante la carrera de filosofía.

Nietzsche 2/3

febrero 20, 2009

La segunda entrega de la serie, Nietzsche y el más allá, explora la posibilidad de trascender el modelo apolineo-dionisiaco, presentado en El nacimiento de la tragedia, desde dos perspectivas distintas. El análisis presenta dos perspectivas que tratan de avanzar más allá de los límites del lenguaje, por un lado desde el signo y el lenguaje y por otro desde el cuerpo y la conciencia.
(more…)

Nietzsche 1/3

febrero 20, 2009

El primero de tres textos escritos con la premisa de ser personales. Nietzsche: El nacimiento de la tragedia y el olvido de sí. Comienza motivado por una experiencia incómoda a la que sigue un remedio. El desagrado es el que puede encontrar el alumno al someterse a la voluntad de los profesores en las aulas de enseñanza. Puede preguntarse uno entonces, ¿por qué me sientan tan mal las clases de la universidad?. Pero es posible descubrir otra experiencia que calma este malestar. Se trata de cierto conocimiento que tiene la forma de palabras. Es decir, ciertos recuerdos que al ser hechos presentes tranquilizan y calman los ánimos. La segunda pregunta es entonces, ¿cómo es posible esta calma según las palabras?
(more…)

Nietzsche como concepto

febrero 20, 2009

Una lectura de nietzsche sólo puede ser la primera.esa incomprensión,esa falta de sentido es la lectura aconceptual de nietzsche.después uno puede leer a nietzsche sin resfriappd:lo ha convertido en concepto lo ha memorizadm y ahora lo recuerda.lo ve venir y uno sabe ponerse a cubierto.después de la primera lectura uno está dispuesto a quitar intensidad a nietzsche.lo le de memoria.lo sepulta bajo el esquema de un concepto de forma que pueda vivir con él.

En el principio, la confesión

febrero 19, 2009

El primer texto con ánimo de tratar cuestiones personales: La confesión como experiencia estética del fracaso. Espoleado por el ánimo de terminar con el vicio de la confesión me lancé a Foucualt (Historia de la sexualidad I), San Agustin (Confesiones) y María Zambrano (La confesión como género literario) para descubrir en qué consistía la práctica de la confesión (¿por qué confesamos? ¿qué nos pasa cuando confesamos?). El final es algo abrupto, pero es una buena introducción para todas las preocupaciones posteriores relacionadas con la filosofía del lenguaje en Nietzsche a raiz de la lectura de E. Lynch Dioniso dormido sobre un tigre. A partir de Nietzsche es posible una comprensión retórica del lenguaje. Foucualt retomará esta propuesta y analizando las formas jurídicas según estrategias retóricas del lenguaje, propone mecanismos de constitución del sujeto y de las prácticas del saber.
(more…)

tartamudos

febrero 12, 2009

Los tartamudos hacen signos en los que no termina de emerger el sentido.son signos de la voluntad misma.
Y esos signos no son aún morales.no tienen mi sentido y por tanto tampoco son morales mientras no terminan de pronunciarse.sólo entonces emerge la moral y todo eso.
Por eso de pequeño sentía vergüenza al escuchar a los tartamudos.son inmorales.escapan a la ley de papá

las palabras y la espada

febrero 8, 2009

Las palabras son como una espada en el cuarto de estar. El filósofo
se regodea en la contemplación de esta herramiento, la cuida, la
admira, la odia, etc. Sin embargo, cuando sale al campo de batalla y
contempla el uso que dan a esa arma, la idea para la cual fue
concebida se espanta. El filósofo prentende separar la espada de la
batalla para la cual fue concebida. Toma el arma como algo
decorativo, util para el ensimismamiento. El desagrado que siente
cuando es obligado a salir de tal ensoñación para defender su propia
vida es el momento a partir del cual Nietzsche pretende desvelar el
proceso que llevó a la invención de la espada; no fue contemplación y
ensimismamiento sino odio, violencia y dolor.

el cuerpo divino

febrero 8, 2009

El sexo, practicado desde la pertenencia a una comunidad, tiene sus
reglas, sus tiempos, sus roles, etc. Parece que el arrebato, el aquí
te pillo aquí te mato, aunque es posible, no es la lógica habitual.
Hay un proceder para que los cuerpos puedan tratar entre sí. Hay unas
pautas para mantener a los cuerpos en su lugar, para que no se
extiendan al resto del tiempo. Los cuerpos deben permanecer en el
tiempo de los cuerpos. El día está organizado y al cuerpo se le
reserva unos instantes. Durante el resto del tiempo no se puede ser
cuerpo. Sacar al cuerpo de ese horario tiene el peligro de contaminar
todo lo demás. El cuerpo debe ser tratado como un sacrificio. Hay un
ritual: se sale, se bebe, se distorsiona el discurso, se permiten
excesos de dominio en estrategias de persuasión y entonces, ya se
deja al cuerpo aparecer. Como si fuera algo sagrado, el cuerpo sólo
puede ser tratado cuando se han instaurado las medidas preventivas
necesarias. Uno investido como sacerdote de su propio cuerpo, puede
ganar cierta distancia para tratar con él. Es necesario poder escapar
del cuerpo, poder poner fin a esa lógica del deseo. La tradición
colabora a fundar estos límites.

musica y palabra

febrero 8, 2009

en la música uno puede realmente conocer su fondo. puede identificar una u otra figura de su interior. Y puede hacerlo porque la música es incontestable. muestra el fondo como tal y a él no hay nada que replicar. no hay contestación porque la música no está orquestada como comunicación sino como conocimiento. Las palabras, en cambio, al usarlas, siempre cabe descubrir en ellas un interés. Es dificil hablar y desprenderse de la sensación de que uno está buscando algún tipo de reacción, de efecto, de fin. Cuando uno habla siempre las palabras son dichas en relación con un fin que nunca entra en las propias palabras; un fin externo a ellas. Las palabras están preparadas para la comunicación, esto es, para la dominación. Aunque uno escriba o hable solo, orquesta en el discurso intereses que no pueden ser dichos. La música, al no permitir una respuesta, al no estar preparada para la comunicación, sólo puede mostrar. 

vs palabras

febrero 7, 2009

otra estrategia para evitar los problemas de las palabras es dejar de
hablar. debería tener un efecto similar al dionisiaco. cesar en la
experiencia simbólica

Aranzueque,lenguaje nietzsche

febrero 5, 2009

El paso del signo musical al signo retórico implica dejar de valorar en uno mismo cualquier rastro de sujeto independiente de los ajustes sociales.no hay nada que buscar,ninguna infancia a la que retornar,nada a lo que esperar.persuade y se persuadido.no hay nada más.
No hay ningún sujeto,nada mío ni que deba ser mío o deba buscar.
Tampoco tiene sentido quejarse,pues no hay nada propio.todo está por decidir.

nada está escrito