Archive for 27 junio 2009

Michael Jackson

junio 27, 2009

El aprecio por la brillantez, por la entrega, etc., sólo aparce cuando uno está a salvo de no ser absorvido por el otro por semejantes declaraciones. Es decir, si alguien llega a tu casa alabándote de semejante manera es posible que se esté entregando a tu voluntad. Cualquier persona cauta no dedicará tales alagos a un vivo, o a cualquiera con un mínimo de vitalidad. Los muertos, sin embargo, como los que lloran (y en general, los que están demasiado débiles para atacar), son una oportunidad perfecta para reconocer la virtud. Toda la vida cultivándose y buscando ideales, pero que peligroso es reconocerlo. SIn duda, la confesión no es una estrategia saludable.

Anuncios

la estupidez es una cicatriz

junio 24, 2009

Adorno y Horkheimer

en cuanto se tiene un martillo, todos los problemas empiezan a parcerse a clavos

junio 24, 2009

en Robert Kagan, Poder y debilidad

quienes pretenden no pasar por tontos se equivocan

junio 24, 2009

Lacan

El consumo construcción de simbolismos

junio 21, 2009

Lo que busca el consumo es satisfacer el ánimo de construirse simbolicamente. No se trata de satisfacer una necesidad o un deseo sino de terminar de construir la parte que me corresponde del mundo. COmprando realizo operaciones simbólicas (los símbolos no se adquieren) que hacen significativo mi espacio vital. Se trata de tapar mi mundo con signos de forma que todo tenga significado. Cada producto da significado a una parte de mi.

El máximo de significación se alcanza en la conversación. El consume es un intento de repetir la significación posible en la palabra que a menudo no se puede alcanzar.

Una idea es lo que hace que, a las seis de la mañana, los cuerpos viajen quietos y callados en el metro

junio 21, 2009

Por qué no se puede explicar el lenguaje

junio 15, 2009

El lenguaje privado es siempre representativo, mientras que en el diálogo hay una pugna entre voluntades

La voluntad nunca puede ser representada. El lenguaje privado no puede comprender nunca la pugna ni puede preveerse a sí mismo cuando está en ella. El lenguaje (privado) no puede comprender su propia voluntad.

La confesión, la frustración, los niños y Papá.

junio 14, 2009

Mi primer trabajo en filosofía fue acerca de la confesión: cuando uno se queda frustrado, confiesa. Por ejemplo: no me he atrevido a saltar desde aquel peñon. Lo que me interesaba era la frustración ante cosas desmesuradas que exigían bastante autocontrol El peñon a una altura considerable imponía un vértigo que había que dominar. lo mismo pasa con las chicas, es necesaria una suerte de control. (more…)

Mi idea sobre el lenguaje

junio 14, 2009

Creo que hablar sirve para una cosa distinta que mostrar cosas. El problema es entonces que para contarte qué opino del lenguaje voy a tratar de mostrarlo: ¿no acabo de decir que mostrar es lo que no creo que hace el lenguaje? Ahí está uno de sus paradojas: el lenguaje es capaz de sugerir cosas que no deja del todo ver o que, incluso, oculta. Pero sigo para no enredarme. (more…)

Hablar en un polvo

junio 12, 2009

Dos personas follando usan el lenguaje con una soltura increible. Las palabras son reacciones a lo que atraviesa el cuerpo. Así, se convierten casi en onomatopellas. Lo que resulta dificil de hablar con dos que acaban de follar es que su interpretación del mundo es dificilmente superable. Juegan con una soltura al hablar que es como un futbolista en su día de gloria. Suelto rápido y libre. Contra eso no hay nada que hacer. El lenguaje común se muestra tosco, bruto y poco sutil, incapaz de manejar los sentimientos y los recovecos de placer con la misma soltura. Por eso a los que follan se les increpa: ante todo se trata de no permitirles hablar. Si son escuchados mostrarían lo ridículo que tiene el uso de la palabra, el corsé en el que nos metemos… y en el que permanecemos. Como insiste Nietzsche, la música y la juerga son salidas a estos esquemas rígidos. Por supuesto hay muchas salidas. Lo importante es señalar que hay salidas. No todo es lenguaje. Dos amantes dan una pista de que hay algo ahí fuera, y que cuando estamos dentro de las palabras, cabe soñar con un afuera. Eso aunque las propias palabras sugieran ese afuera al mismo tiempo que lo tapan. Es la trampa en la que se vive cuando se habla.

Sin política

junio 12, 2009

Nos podemos imaginar la educación autoritaria de un niño. En relación al lenguaje no hay otra cosa que obedecer que la palabra del padre, más exáctamente el sentido que éste les da. Esto puede ser autoritario, y no político en un sentido no dictatorial (es decir, plural) si sólo hay una interpretación a las palabras y esa es la dada por el padre.

El jóven puede aprender así que las palabras tienen la interpretación que les da el poderoso. El problema a este poder surge cuando uno sigue la interpretación oficial pero no cree en ella. You can hit me all you want, but i don´t love you any more… dice Luo Reed; el rebelde puede seguir la interpretación pero creer secretamente en otras. Que haya una interpretación única es tarea del padre, creer en ella es el camino del infante, albergar otras es la tarea del adulto.

El texto y los regates

junio 11, 2009

Hay un síntoma en la lectura que consiste en la incapacidad de colocar un límite. Por ejemplo: leo algo sobre Kant, pero podría leer esto otro y aquello. Lo que leo podría ser complementado por tal montaña de textos que parece imposible asumir la finitud. Uno queda perdido en una sola linea porque no puede abarcarlas todas. En el fútbol ocurre algo parecido: uno baja la cabeza y de la misma forma que uno se pierde en una linea, el otro se pierde en un regate infinito; las piernas de los rivales no dejan de aparecer y es imposible ver más allá de esta sucesión de entradas. (more…)