Michael Jackson

El aprecio por la brillantez, por la entrega, etc., sólo aparce cuando uno está a salvo de no ser absorvido por el otro por semejantes declaraciones. Es decir, si alguien llega a tu casa alabándote de semejante manera es posible que se esté entregando a tu voluntad. Cualquier persona cauta no dedicará tales alagos a un vivo, o a cualquiera con un mínimo de vitalidad. Los muertos, sin embargo, como los que lloran (y en general, los que están demasiado débiles para atacar), son una oportunidad perfecta para reconocer la virtud. Toda la vida cultivándose y buscando ideales, pero que peligroso es reconocerlo. SIn duda, la confesión no es una estrategia saludable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: