Posts Tagged ‘Art criticism’

El marco

octubre 2, 2009

http://www.ucm.es/info/especulo/numero40/medmarco.html
-La Rubia Prado, Francisco (2004): “Meditación del marco: el diálogo de Ortega y Gasset con la modernidad y la posmodernidad”, Revista de Estudios Orteguianos, 8-9
-Simmel sobre el marco: “Le cadre. Un essai esthétique”, que se publicó originalmente en Der Tag, nº 541, 18 de noviembre de 1902

http://www.ortegaygasset.edu/contenidos.asp?id_d=403
-Francisco La Rubia Prado. Meditación del marco: el diálogo de Ortega con la modernidad y la posmodernidad. Revista de Estudios Orteguianos. Número 8-9. Mayo 2004
-Derrida en “Parergon” (La vérité en peinture, 1978).

Anuncios

Museums don´t go through

septiembre 6, 2009

Entre el mundo y uno no hay nada, uno puede acercarse todo lo que quiera o puede mantener cierta distancia. El primer de los casos es el del sultán que fascinado por una bailarina la obligaba a quitarse una y otra prenda hasta desnudarla. La búsqueda del objeto va más allá de cualquier límite. Podemos así distinguir dos tipos de placeres, el que tiene que ver con detenerse ante un límite y aquel que los traspasar todos. El primero es el placer de not knowing where to stop. El sultán de nuestra historia pertenece a este grupo y como cabe de esperar, ni siquiera el desnudo de la bailarina es motivo para detenerse; tras quitarse la última prenda el sultán ordena a sus soldados despellejar a la bailarina para buscar su objeto de deseo más allá de la piel. Desde luego, el sultán no había leido la Crítica del Juicio de Kant; si así hubiera sido, quizás habría buscado su objeto no tanto en el exterior, esto es, en el propio objeto exterior, valga la redundancia, sino en su interior. La segunda clase de placer tiene que ver con un límite más o menos arbitrario. La pasión por el límite, passion for containment, supone asumir algún punto en el que pararse ante el mundo. Ambos caminos son fuente de placer y no cabe aquí elegir uno u otro. Es oportuno, sin embargo, referir este problema a la pregunta por qué es un museo. (more…)

Arte como literatura

septiembre 5, 2009

Tom Wolfe: “Palabra pintada”

Oscar Wilde: “El crítico como artista”

Susan Sontag: “Contra la interpretación”
Pone en cuestión la capacidad de la crítica para llegar a la comprensión de la obra. En lugar de hermeneútica necesitamos una erótica del arte. (more…)

Asco en el arte

septiembre 4, 2009

Freud: “Sobre la psicología de lo siniestro”

Baudelaire: “Lo cómico y lo grotesco”

Mario Praz: “The romantic agony”

Mauro Whitney: “Arte abyecto: repulsión y deseon en el arte americano”

Koermer: “THe Abject of art history”

Aurel Kolnai: “der ekel” (filosofía y psicoanalisis)

J.Clair: “De immondo”

H. Foster: “El retorno de lo real”

Exposiciones: Sensation (1997), Apocalipsis (2000)

La cortina en la pintura

agosto 25, 2009

Ingre,_Grande_Odalisque
Manet,_Edouard_-_Olympia,_1863
Con la misma forma que la ironía vela el objeto, la cortina lo oculta y lo sugiere. La cortina es al arte lo que ciertas figuras retóricas son a la literetura. Estas figuras, tanto en un campo como en otro dan forma a nuestro deseo. Cuando el objeto es ocultado a la vez que sigue siendo sugerido, eso se llama deseo. Lo saben perféctamente los diseñadores, que de esta manera, vuelven a ser literatos. El mérito de la escritura y de estas otras disciplinas es haber extroyectado la forma del deseo y haberla agrupado en figuras retóricas. Lo mismo podemos decir de la cortina: es una estructura de nuestro deseo. Quines la pintan probablemente supieran del mecanismo: se oculta y se sugiere al mismo tiempo.

El precio del arte

agosto 25, 2009

United_States_one_dollar_bill,_obverse
Es habitual una queja que desprecia el arte por el excesivo precio que alcanza en el mercado. Pareciera como si existiese un dinero distinto de la pintura y cuadros que pudieran ser valorados al márgen del dinero (solo en los límites de su propio marco y nada más).

El billete es una representación, una pintura, un cuadro sin marco donde el valor y la representación aparecen unidos. QUizás, después de todo, sea posible pensar ambas cosas como una sola: dinero y arte. Sería interesante enmarcar un billete y colgarlo en la pared del museo: dos mecanismos de producción de valor, por un lado el museo, por otro el mercado. ¿QUé ocurriría? Quizás se abriede un agujero negro en la tierra que terminase arrastrando el mundo entero o quizás comenzase a salir dinero de la pared como si de una máquina tragaperras se tratase. Por lo menos crearía un poco de desconcierto y rivalidad entre los colegas del museo y los colegas de la bolsa, aunque, una vez más, quizás unos y otros sean los mismos, exáctamente igual que en el billete se funde arte y mercado.

El cuadro, el poster, la imitación, el certificado y la foto

agosto 25, 2009

– ¿Existe alguna diferencia entre estas categorías?

– ¿Cómo funciona el marco en cada una de ellas?

Poussin: el marco del relato

agosto 24, 2009

Nicolas_Poussin_078

Esto está aún pendiente de un texto, pero apunta a la función del marco no sólo en la pintura sino también furera de ella. (more…)

This is not a painting EL CUADRO Y EL CUERPO DEL EMPERADOR

julio 14, 2009

El restaurador habla de los pigmientos de la pintura, la composición, los niveles superpuestos, las partes que faltan, etc.
El historiador reconoce reyes, infantes, etc.
El artista trazos
El vendedor modas y dinero.
Pero, ¿dónde está el cuadro? Nadie consigue verlo, exáctamente como las ropas del emperador, y quizás sea algo que no exista más allá de nuestro deseo de verlo. Todos estos especialistas actúan muy kantinanamente reconociendo en el cuadro lo que priviamente ya sabían. No dicen, sin embargo, nada del cuadro.
Como Ortega, cabría decir, el cuadro es el cuadro y sus circunstancias. Pues bien, ya he conocido sus circunstancias, pero, sigo sin saber nada del cuadro. Conozco a los reyes que aparecen, se identificar el vermellón y el efecto sublime que causa, he sabido su precio y la fecha en que fue pintado, pero todo eso era un saber anterior al cuadro. No he descubierto aún nada del cuadro. QUizás el cuadro no sea más que un suporte para la imaginación, Exáctamente igual que el cuerpo del emperador.

El cuadro: las palabras o las cosas

julio 13, 2009

Una y otra vez se repiten las explicaciones y con ello surgen de manera repentina flores, personajes, animales, paisajes, horizontes, deseos. Las palabras hacen aparecer cosas en el lienzo; entonces es dificil saber si la cosa estaba o no allí antes de mencionarla. Quizás la cosa no sea más que el efecto de una palabra, una ilusión que con la que es posible vivir una vez que tenemos la palabra. Pero entonces, ¿está hecho el mundo entero de la misma materia que las ilusiones del cuadro? ¿es el mundo una ilusión? ¿cómo es posible vivir entre las cosas (no chocar contra ellas) si nuestro habitat son las palabras? Parecería como si uno pudiese chocar contra una de esas cosas si antes no la hubiera mencionado. ¿Cómo no lastimarse contra un saliente cortante para el cual no tuvieramos aún palabra alguna?

Por amor al arte

julio 10, 2009

Uno, después de una conversación con su amado puede preguntarse si aquél era auténtico, si, quizás, después de hablar con nosotros, no mantenía una pose totalmente distinta con el resto de amigos, si, quizás, su virilidad, o su delicadeza, no las mantiene después de que nuestra conversación haya terminado. ¿Es él realmente tal como yo le imagino? Los ojos del enamorado deforman la realidad, ¿merece la pena tratar de volver a ella? (more…)