La dificil entrega de un reportero.

Esto hay que ponerlo a la cola para ser analizado. ¿Cual es aquí el orden del discurso? ¿Cómo habla el reportero y por qué saludan a la cámara los otros? Pero sobre todo, ¿de dónde el ánimo de destruir el discurso del reportero?, ¿por qué resulta tan molesto o tan sugerente para cortarlo? Por último, hay que prestar atención a la presentadora que en ningún momento deja de estar presente para nosotros y que nunca es vista por los que rodean al reportedo. A lo mejor la ira del público, su exaltación, viene de estar libre de la voz de esa presentadora que controla, a la que se entrega, el reportero.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: