Retórica y deseo

Sí hablas con ironía tú objeto de deseo toma cierta forma (puede ser, por ejemplo, cierto deprecio); sí eres cómico, puede que pierda intensidad; xa el serio quizás la desesperación crezca en su interior hasta obligarle a cierto estoicismo. La clave es que el lenguaje determina el objeto, el deseo. De ahí se puede ir hasta otro lugar: el deseo tiene estructura lingüística. Y esto, ¿no es lo mismo que decir que el inconsciente está estructurado como un lenguaje?

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: