This is not a painting EL CUADRO Y EL CUERPO DEL EMPERADOR

El restaurador habla de los pigmientos de la pintura, la composición, los niveles superpuestos, las partes que faltan, etc.
El historiador reconoce reyes, infantes, etc.
El artista trazos
El vendedor modas y dinero.
Pero, ¿dónde está el cuadro? Nadie consigue verlo, exáctamente como las ropas del emperador, y quizás sea algo que no exista más allá de nuestro deseo de verlo. Todos estos especialistas actúan muy kantinanamente reconociendo en el cuadro lo que priviamente ya sabían. No dicen, sin embargo, nada del cuadro.
Como Ortega, cabría decir, el cuadro es el cuadro y sus circunstancias. Pues bien, ya he conocido sus circunstancias, pero, sigo sin saber nada del cuadro. Conozco a los reyes que aparecen, se identificar el vermellón y el efecto sublime que causa, he sabido su precio y la fecha en que fue pintado, pero todo eso era un saber anterior al cuadro. No he descubierto aún nada del cuadro. QUizás el cuadro no sea más que un suporte para la imaginación, Exáctamente igual que el cuerpo del emperador.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: